Menú Buscar

Planeando la cena de nochebuena

Lúzcase en la cena de Navidad

cena_navidad

Secretos, tips y algunos consejos para ser el mejor anfitrión en la cena de Navidad

Y llegó la Navidad, esa época del año en la que nos reunimos con la familia y los amigos alrededor de la mesa, donde las comilonas son el centro de la celebración. Muchos esperamos estas fiestas para comer y disfrutar riquísimos platillos preparados con cariño y tradición. Hay quienes cuentan los días para poder disfrutar del clásico pavo, el pernil del cerdo, la natilla y no nos olvidemos los  buñuelos: redondos, crujientes y dorados, tan provocativos que parecen las ‘nalgas de niño Dios’. Navidad es la época para perfecta para que glotones y golosos se den un festín culinario de grandes proporciones, ya que reina la abundancia y generosidad en cada hogar.

Para ser el perfecto anfitrión y no fracasar en el intento, lo primero es poner la cabeza en orden, sacar lápiz y papel y hacer con anticipación la lista de todo lo requerirá, para que así no le toquen carreras de último minuto que le pueden aguar las fiestas. La Nochebuena es uno de las celebraciones más importante del año por eso la cena para conmemorarla requiere mucha planificación.

¿Y QUÉ COCINO?

En la noche del 24 de diciembre la gran protagonista es la comida, y ofrecer una cena especial es la meta. Escoger el menú puede ser el mayor dolor de cabeza para muchos, donde surgen dudas como: ¿pavo? ¿pernil de cerdo? ¿tamal o ajiaco? ¿O será mejor innovar con algún platillo diferente?

Lo primero que debe saber antes de definir la comida, es el número de invitados que tendrá; así tomar esta decisión puede ser más fácil en términos de lo que se requiere, como vajilla, cubiertos, copas, vasos y sobre todo el grado de dificultad al momento del servicio. También es importante conocer nuestras destrezas en la cocina y saber cuánto nos podemos arriesgar en materia culinaria. Recuerde que es mejor calidad que cantidad. No se debe dejar nada a la improvisación. Sin importar lo que se anime a cocinar, debe pensar en los tiempos de preparación, puesto que muchos de los tradiciones platos que se sirven en Navidad, requieren de varias horas para marinar, cortar, picar, mezclar, hornear y decorar. Lo mejor es comenzar los preparativos como mínimo 2 o3 días antes para buscar la receta perfecta y alistar todos los ingredientes y demás materiales que requiera.

Es importante ofrecer un menú balanceado para no producir estragos estomacales en nuestros invitados. Sirva una rica ensalada fresca, como contraste para las grasas y las frituras tan tradicionales de estas fiestas.El menú debe constar de una entrada ligera, un plato principal con acompañamientos y la mesa de postres. Debe ser abundante y generosa sin exagerar para evitar el desperdicio.

Cómo la tradición manda, la cena se sirve a altas hora de la noche, y  se debe consentir con alguna entrada a los invitados. En este caso se debe buscar algo no muy llenador, para que no se les quite el hambre y puedan disfrutar con tranquilidad de ese platillo especial, al que se le invirtió tanto tiempo y cariño.Ceviches, variedad de frutos secos, quesos, frutas, verduras como apio, zanahoria y tomate, patés y antipastos son una gran alternativa.

¡SALUD!

No saber que ofrecer para beber, ni las cantidades correctas, es otro de los dilemas en estas fiestas. Ponches, champañas, vinos y bebidas espirituosas se acostumbran para festejar la Navidad. No hay que olvidar a aquellos que no toman alcohol ni  a los niños, al momento de pensar en las bebidas. Los expertos recomiendan ofrecer vinos frescos, no tan complejos y que acompañen bien todo el menú para no tener que cambiar de trago ni de copa, como los rosados, blancos y tintos ligeros (como los pinot Noir, y Zinfandel jóvenes de Napa). Los espumosos o champañas son grandes aliados ya que sus burbujas transmiten un estado festivo y de celebración. A la hora del cálculo tenga presente que cuando estamos celebrando, alegres y en plan de fiesta se bebe más, que cuando estamos solos o en pareja. Esta tabla le servirá de guía al momento de hacer sus compras navideñas

1 botella Whisky   15 tragos

1 botella Ginebra 15 tragos

1 botella Vodka o Ron 15 tragos

1 botella Vino tinto, blanco o rosado  5 copas

1 botella Champaña 7 copas

DULCE NAVIDAD

Los postres requieren un capítulo aparte a la hora de escoger el menú, puesto que a diferencia de cualquier cena durante el resto del año, en Navidad tiene gran importancia las mesas con preparaciones dulces. En el mercado encontramos clásicos panetones, turrones, y los tradicionales saint honorés que no pueden faltar en la mesa, así como natilla, buñuelos con miel, las frutas en almíbar, las torrijas, y el arroz con leche. Una buena idea es pedir a los invitados que lleguen con diferentes postres, para terminar la cena con broche de oro y de esta manera todos participarán de esta gran celebración.

EL SERVICIO: BUFÉ O PLATO SERVIDO

Lo ideal para celebrar la cena de Navidad es el bufé, puesto que además de que cada persona decide la cantidad que va servirse, es mucho más fácil en términos de logística y organización de la mesa principal. Importante tener

un espacio grande por el que puedan circular los invitados alrededor de la mesa, disponer además de suficientes  cubiertos para servir, platos, servilletas y un espacio donde puedan dejar los platos al terminar. Esta opción es más informal y dinámica, pero puede resultar más costosa porque hay que tener más cantidad de comida preparada, ya que los invitados se servirán libremente. El plato servido es más elegante y formal y se recomienda cuando son pocos los invitados.

¡AUXILIO! NO TENGO MUCHA PLATA

En esta época los gastos se incrementan considerablemente… Los regalos, las vacaciones, las invitaciones, las novena hacen que el  dinero se acabe en un santiamén. Pero no se preocupe. Existen muchas opciones para que la cena navideña sea un éxito cuando de poco presupuesto se trata. Una buena alternativa es juntarse con los amigos y familiares y asignar responsabilidades en términos culinarios, es decir, que unos lleven el postre, que otros las bebidas, y entre varios, el platillo principal. Se trata de que en este momento de unión todos formen parte de la cena, y los preparativos. Algunos platillos son más económicos y muy ricos como el ajiaco con pollo, los tamales, la natilla y los buñuelos. Un buen refajo hace el perfecto maridaje para acompañar esta rica cena.

LA NAVIDAD ES DE LOS NIÑOS

La Navidad es la fiesta para los más pequeños  de la casa, donde los regalos, las novenas, la comida y la reunión familiar son su mayor ilusión. Por tal razón, es en los primeros que se debe pensar cuando estemos organizando la cena de nochebuena, ellos deben ser el centro de esta celebración. A la hora de la comida se deben tener algunos pasabocas para que no pasen hambre mientras llega la hora de la comida principal, unos rollitos de jamón y queso, mini zanahorias, pinchos de frutas, deditos de queso y preparaciones que sean ricas y divertidas. Es buena idea inventar actividades para entretenerlos, como decorar galletas navideñas, que además pueden ser el regalo de despedida para todos los invitados. No olvide bebidas como jugos, leches achocolatadas, malteadas o ponches sin licor y en lo posible usar vajillas, cubiertos, vasos y servilletas con diseños navideños para servir la comida de los chicos.

Por: Margarita Bernal  para la revista Buenamesa Especial de Navidad El Tiempo

There are no responses so far.